Para el desarrollo socioeconómico

Para el desarrollo socioeconómico

¿Son los bioestimulantes agrícolas herramientas importantes para el desarrollo socioeconómico?

Los bioestimulantes agrícolas ayudan a mejorar los beneficios de los agricultores, asegurando que los fertilizantes aplicados sean realmente utilizados por los cultivos. Los agricultores también son capaces de obtener precios más altos por sus cosechas cuando la calidad del cultivo es mayor. La mejora de la calidad tiene un impacto positivo sobre el almacenamiento y la conservación, dando a los agricultores más tiempo para elegir el mejor momento para vender sus cosechas a precios ventajosos.

Los bioestimulantes agrícolas ayudan a reducir los residuos en toda la cadena agroalimentaria. Menos residuos significa menores costes, lo que en última instancia, beneficia al consumidor que tiene acceso a la alta calidad, alimentos a precios asequibles.

Las empresas que desarrollan bioestimulantes agrícolas, a menudo llevan a cabo su investigación en colaboración con universidades e institutos de investigación independientes.

Este modelo fomenta el intercambio de conocimientos, la innovación y crea una demanda de investigadores y demás trabajadores altamente cualificados, alentando así a más estudiantes a entrar en los campos científicos que ayudarán a impulsar el crecimiento económico sostenible en Europa en los próximos años.